lunes, 5 de junio de 2017

PRIMERA SESIÓN: EL CONFLICTO COMO REALIDAD


OBJETIVO:
·         
  •     Conocer el papel del conflicto en nuestra vida, sus distintas visiones y las formas más habituales de enfrentarse al mismo.

De forma general, cuando hablamos de conflicto, lo hacemos de una forma negativa, como algo no deseable que es necesario evitar. Tan solo hace falta consultar la definición del diccionario de la Lengua Española de la RAE para ver acepciones como:


Conflicto:

Del lat. Conflictus
1.m. Combate, lucha, pelea. U.t. en sent. figurado
2.m. Enfrentamiento armado
3.m. Apuro, situación desgraciada y de dificil salida
4.m. Problema, cuestión, materia de discusión. Conflicto de competencia, de jurisdicción.
5.m. Psicol. Coexistencia de tendencias contradictorias en el individuo, capaces de generar angustia y trastornos neuróticos
6.m. desuso. momento en que la batalla es más dura y violenta.
Fuente: RAE

Sin embargo, podemos cambiar esta visión en positiva, viendo el conflicto como algo que forma parte de nosotros mismos y de nuestra relación con los demás, pues hace falta que:

·         Haya enfoques distintos, y por tanto, enriquecedores.

  • Sepamos separar a las personas de la situación conflictiva,  para que la relación se mantenga e incluso salga fortalecida.
  • Aprendamos a expresar nuestras propias necesidades, pero también que seamos conscientes de las necesidades de los demás.
  • Escuchemos las opiniones de los demás, lo que hace que veamos que cada persona tiene “sus razones”.
  • Se produzca una toma de decisiones, ya que es mucho mejor llegar a una resolución de la situación, que no a evitarla o a posponerla.



De esta forma, el reto no es la presencia de conflictos, sino cómo lo enfrentamos cuando aparecen y la respuesta por la que optamos ante los mismos.

Las formas más habituales de enfrentamiento son cinco:

  • COMPETICIÓN: Perseguir los objetivos personales a costa de los demás, sin detenerse a pensar en los otros
  • SUMISIÓN: No afrontar los problemas, se evitan o postergan los conflictos, lo que implica que no se tiene en cuenta ni a uno mismo ni a los demás.
  • EVASIÓN: Ceder a los puntos de vista de los otros y renunciar a los objetivos personales.
  •  COMPROMISO: Buscar una solución normalmente basada en el pacto y en la renuncia parcial de los intereses de las partes. La solución satisface de forma parcial a ambas partes.
  • COOPERACIÓN: Incorporar los intereses de ambos en busca de un objetivo común. Implica explorar el desacuerdo, creando alternativas comunes que satisfagan a ambas partes.

Como hemos visto, se basa en la interrelación entre la búsqueda de la satisfacción de las necesidades propias, y de las necesidades de la otra persona.





Desde una perspectiva transformadora, se proponen una serie de criterios para analizar los distintos estilos de enfrentarnos a los conflictos:

§  RESOLUCIÓN. Grado de solución del conflicto.
§  PRACTICIDAD. Grado en que la solución del conflicto es duradera.
§  COMPONENTE ÉTICO. Grado de humanización de la solución.


Si estos criterios los aplicamos al estilo de cooperación, podemos concluir que éste es el estilo que resuelve de forma más duradera los conflictos, por lo que es más práctico y además incorpora un mayor componente ético, ya que es más humanizador y justo respecto a las distintas personas implicadas en un conflicto.


Próxima entrega : CONFLICTOS TÍPICOS EN EL ÁMBITO ESCOLAR.




No hay comentarios:

Publicar un comentario